Boletines Putchipu
Libros
Documentos
Marco Jurídico
Informes

SITUACIÓN DE LA NIÑEZ AFECTADA POR EL CONFLICTO EN COLOMBIA

Información de prensa nacional [1] del 22 de abril al 21 de junio de 2002

 

El conflicto armado se vio marcado durante el periodo por las elecciones presidenciales, la ocurrencia de graves violaciones a los Derechos Humanos y el Derecho Internacional Humanitario (especialmente los casos de Bojayá y Medellín), el rompimiento del proceso de paz con el ELN, las amenazas a funcionarios municipales, las relaciones con los Estados Unidos y  las iniciativas internacionales contra "el terrorismo".

 

Como iniciativa de paz en el periodo vale la pena destacar el desarrollo del Congreso Paz y País, donde los 1.200 asistentes  solicitaron a las Farc y al Estado reconstruir la confianza "sobre la base del pleno respeto y aplicación de los derechos humanos y el acatamiento del derecho internacional humanitario", insistieron en que el Estado debe Estado combatir las paramilitares e hicieron un llamado a respetar la decisión de las comunidades indígenas y negras de mantenerse al margen de la confrontación [2]

Situación de niños y niñas en el marco del conflicto armado

El informe anual sobre Colombia de Amnistía Internacional, presentado el 27 de mayo, denuncia que tanto las guerrillas como los paramilitares siguieron utilizando a niños como combatientes.  Así mismo, señala que la relatora especial sobre la violencia contra la mujer de Naciones Unidas condenó los abusos sexuales contra niñas por parte de jefes paramilitares y guerrilleros y expresó su inquietud por la utilización de más de 2.500 niñas soldados, la mayoría en las filas de las Farc. 

El 5 de junio de 2002 el representante de Unicef en Colombia señaló que el 70 por ciento de los desplazados son mujeres y niños que no tienen cubiertas sus necesidades más básicas.  Asimismo manifestó que hay unos 7.000 niños y niñas que están en las filas de los grupos guerrilleros o paramilitares y que lo peor del asunto es que  la mayoría de ellos se han unido voluntariamente ante la falta de expectativas. El representante explicó que la opción está entre sufrir las consecuencias del conflicto sin recibir nada a cambio o formar parte de los combatientes, que les pagan un pequeño salario.

La prensa publicó información relacionada con la vinculación de jóvenes a los grupos insurgentes:  El 16 de mayo se reseñó la entrega de tres guerrilleros del ELN en el César, uno de ellos, del frente José Manuel Martínez Quiroz, es un joven de 19 años, que relató que desde los 14 había ingresado a la guerrilla, "con la ilusión de buscar un beneficio para su familia" porque  "le pintaron esa posibilidad los jefes guerrilleros".  Durante la mayoría de los cinco años de su vida guerrillera, se encargó de custodiar secuestrados. 

El 8 de junio, El Tiempo publicó una entrevista con Alfonso Cano, del Secretariado de las FARC.  El periodista relató lo siguiente:  "Mientras espero por esta entrevista con Alfonso Cano, dos jóvenes guerrilleras que no llegan a los 18 años toman nota en un cuaderno. Están sentadas bajo el techo de plástico negro de su caleta, donde escampan de un aguacero. "Carlos Marx nació en marzo de 1818", le dicta una a la otra. "

Entre los hechos de Bojayá, Medellín y otros ataques ocurridos en todo el país durante el periodo de abril 22 y junio 21 de 2002, al menos 61 niños murieron y al menos 16 resultaron  heridos [3] .  Los casos se exponen a continuación (Medellín y Bojayá se reseñarán en una sección independiente):

El sábado 20 de abril guerrilleros del frente 61 de las FARC obligaron a dos jóvenes, de 14 y 15 años a conducir dos caballos, uno de ellos cargado con explosivos, hasta una unidad militar en la vereda La Estrella, municipio de Acevedo (Huila).  El caballo explotó a 200 metros del objetivo militar, matando al niño de 14 años y e hiriendo al de 15.  El Ejército y la Policía de Huila catalogaron este atentado como "demencial y violatorio del Derecho Internacional Humanitario";  ninguna otra autoridad se manifestó sobre este hecho.

El 28 de abril  a las 11 a.m. explotó un petardo en Pereira (Risaralda), hiriendo a tres personas, "entre ellas un menor de edad" [4] .

El 4 de mayo, las FARC asesinaron a un niño de 14 años y luego prepararon su cadáver con explosivos para atacar a la Brigada Móvil No. 4 en Vistahermosa (Meta).  Unidades de la Brigada lo descubrieron y con la ayuda de técnicos antiexplosivos "lograron desactivar la bomba" [5] .

El 14 de mayo, en la población de Icononzo (Tolima) milicianos del Frente 25 de las FARC atacaron a dos policías y mataron a una niña de tres años que caminaba por la calle de la mano de su mamá cuando se produjo el ataque.

El 30 de mayo en Arauca, a las 9:30 de la noche una bicicleta cargada con un petardo explotó al paso de una patrulla de la Brigada XVIII, "hiriendo a cuatro civiles, entre ellos dos menores de edad" [6] .   A las 11:30 de la noche, un carro bomba fue activado a espaldas de la gobernación de Arauca, hiriendo a dos policías y una niña.   Las autoridades señalan a las milicias de las Farc como autores.

El 2 de junio en Chigorodó, Antioquia, las FARC hicieron explotar una tienda situada en un edificio donde vivían cuatro agentes de la Policía.  La explosión, que derribó una vivienda de dos plantas, dejó 10 muertos, entre ellos 7 niños menores de 10 años, y 22 heridos.   Los cuerpos sin vida de seis de los niños fueron llevados en procesión hasta la iglesia principal, donde el obispo de la diócesis de Apartadó celebró las exequias.

El 14 de junio murieron dos niños (los hermanos Edinson y Jeison Noche Tapazco, de 14 y 12 años) y otra resultó herida (Liceth Paola Noche Tapazco, de 10 años) por bombardeos de la Fuerza Aérea Colombiana en una  operación que realizaba contra  las Farc en la Sierra Nevada,  en área rural del caserío Palmor (Magdalena).  La Defensora del Pueblo del Magdalena deploró el hecho, recordando que se ha solicitado a los actores del conflicto excluir la población civil y más si se tratan de "menores".  El comandante de la Primera División del Ejército confirmó que los bombardeos iban dirigidos a un campamento del 19 frente de las Farc.  "Se está investigando qué hacían esos civiles cerca del sitio", dijo el comandante militar.

Antes de que el Ejército se pronunciara sobre el hecho, el boletín de prensa de la Policía relataba en uno de sus apartes que "dos personas un campesino y una niña fueron internados en el Hospital Central de Santa Marta a consecuencia de las heridas de un cilindro bomba arrojado a su casa en combates entre la guerrilla y las autodefensas" [7] .

Bojayá

La zona es estratégica por su vecindad con Urabá y con el corredor de Frontino (que comunica con el occidente de Antioquia) y entró en la pelea de las Farc y de los paramilitares en 1997.

En 1997, la batalla entre los dos grupos armados tuvo su escenario principal en Murindó, con masacres y muertes selectivas. En 1998, los enfrentamientos se extendieron a Bojayá (Chocó) y Vigía del Fuerte (Antioquia). Sus habitantes, separados solo por el río Atrato, comenzaron a verse separados también por las normas que impusieron las autodefensas.


Los paramilitares prohibieron a los campesinos tomar lanchas de un municipio hacia el otro después de las seis de la tarde; con el control absoluto de los movimientos en el Atrato Medio, las autodefensas lograron imponerse.  Sin embargo, en marzo del 2000 las Farc las atacaron, con lo cual la región volvió a ser dominada por la guerrilla.  Así fue hasta el pasado 21 de abril, cuando las autodefensas tomaron posesión de la zona. 

Días después de la tragedia, se lograron establecer con alguna exactitud los hechos, que se relatan a continuación:

Los paramilitares tomaron posesión de las dos cabeceras municipales el 21 de abril y el miércoles 1 de mayo en la mañana se iniciaron los combates. Del lado de Vigía del Fuerte estaban los guerrilleros sostenían el fuego y en Bellavista, como se conoce al centro urbano de Bojayá, estaban las Auc. Los combates sorprendieron a los habitantes, que no habían visto mayores movimientos de personal armado, sino a unos pocos paramilitares que patrullaban por las calles de Bojayá.

En la tarde circuló la orden de los sacerdotes de que todo el mundo se fuera para la capilla, a unos 500 metros de los combates, por ser la única construcción en adobe y concreto en este poblado donde las viviendas son de madera.  Aunque escasamente había lugar para caminar, unas 300 personas se acomodaron como pudieron, mientras que los sacerdotes consiguieron algo de pan y avena para alimentar a los niños.  Esa noche y la mañana siguiente transcurrieron tranquilas, con la gente cantando y rezando para que los segundos no se hicieran tan eternos. El jueves, al parecer, ya las Farc habían copado un sector del terreno de los paramilitares en Bojayá y los combates se trasladaron al patio del templo. Con todo, el ambiente estaba relativamente tranquilo. Las ráfagas duraban media hora y se callaban, y volvían a empezar.

Adentro había confianza en que no les iba a pasar nada porque estaban en la casa de Dios. Hasta ese momento, los grupos armados habían demostrado respeto por las banderas blancas y por un aviso a la entrada del templo que decía: "Siga, pero sin armas". El jueves 2 de mayo, al mediodía, un cilindro-bomba lanzado por guerrilleros de las Farc explotó; la iglesia quedó destruida, murieron 119 personas y quedaron heridas  otras 98 [8] .  La prensa habla de al menos 45 niños, niñas y jóvenes muertos por causa de esta explosión.

El 4 de mayo se empezaron a publicar informaciones más exactas sobre la magnitud de la tragedia.  En ese momento se hablaba de 60 muertos, 103 personas heridas (entre ellas 8 niños menores de 10 años, "que no han podido ser trasladados porque no hay condiciones de seguridad" [9] ) y 145 personas desaparecidas, presumiblemente que corrieron al monte para protegerse.  El Estado, que hasta el momento no había hecho presencia en la zona, puso de manifiesto la poca importancia que le daban a los hechos, con las siguientes declaraciones: "según el cura párroco y algunos campesinos, los muertos pueden llegar a 70.  Pero todavía no es algo fidedigno" (Ministro del Interior, Armando Estrada), "Hay mucha especulación.  El estallido de un cilindro no deja esa cantidad de muertos" comandante del Batallón Alfonso Manosalva Flórez, adscrito a la Cuarta Brigada, coronel Orlando Pulido), "hasta tanto el Ejército no haga presencia en la zona, no llevaremos policías" (comandante de la Policía del Chocó, Coronel Ricardo Vargas Bolaños). 

El 5 de mayo, la Fiscalía confirmó que entre los muertos había por lo menos 45 niños.  Fuentes humanitarias informaron que en Bojayá se podría presentar un desplazamiento de entre 4.000 y 5.000 campesinos.

Ese mismo día, “la gravedad del hecho” obligó al presidente Pastrana a viajar a Quibdó, la capital de Chocó, para encabezar un consejo de seguridad con el Ministro de Defensa, los comandantes de las Fuerzas Militares y de la Policía, el jefe del servicio secreto y el Fiscal General.

El 6 de mayo, las FARC emitieron un comunicado en el cual lamentaron los hechos, señalaron que tratarán de resarcir el daño causado a la población civil y responsabilizaron del hecho también a los paramilitares.

El martes 7, cinco días después de la explosión, el Ejército llegó a Bojayá [10] .  Ese mismo día, el gobierno colombiano solicitó oficialmente  el envío de una misión humanitaria a Bojayá a la oficina de la Alta Comisionada de Derechos Humanos en Colombia. 

Para el miércoles 8 de mayo, la Red de Solidaridad Social contabilizaba un total de 3.847 desplazados de Bojayá, mientras que el  alcalde del municipio calculaba que la cifra podría ascender a entre 5.000 y 6.000 personas, debido a que el éxodo continuaba.  El 12 ya se hablaba de las tres mil personas desplazadas, de las cuales 600 son niños y niñas menores de 7 años y 400 son mujeres cabezas de hogar. 

El 12 de mayo, el director de la OACDH en Colombia informó sobre la presencia de paramilitares en la zona.  Ante esto, el Presidente Pastrana señaló que las Fuerzas Militares "no pueden tener ningún vínculo" con grupos al margen de la ley,  que toda la información que se tenga será "bienvenida para poder hacer las investigaciones y lógicamente quienes supuestamente tienen esos vínculos puedan ser llevados, a donde corresponde, ante la justicia colombiana" [11] .  El comando de la Cuarta Brigada del Ejército, por su parte, manifestó que "no comparte las versiones difundidas, sin fundamento, que pretenden mostrar posibles convivencias del Ejército y la Infantería de Marina con grupos de autodefensas ilegales".  Mary Robinson tuvo que intervenir para expresar su respaldo al trabajo efectuado por la Oficina  en Bojayá y calificar de "lamentables" los cuestionamientos que hizo el gobierno colombiano al director de la Oficina.

El 17 de mayo el Procurador General de la Nación abrió investigación disciplinaria en contra del gobernador del Chocó, los comandantes de las brigadas IV, VIII y XVII del Ejército, de la Fuerza Naval del Pacífico, del batallón Manosalva Flórez, de la Policía del Chocó y de la seccional del DAS en ese departamento y  31 alcaldes por omisión, al no haber adoptado las medidas más eficaces, oportunas y adecuadas para evitar los hechos, habiendo sido advertidos por la Procuraduría, la Defensoría del Pueblo y la oficina del alto comisionado para los Derechos Humanos de la ONU.

El 22 de mayo salió a la prensa información relacionada con el informe de la misión de Naciones Unidas sobre Bojayá, que señaló que todos deben responder:  La guerrilla porque provocó la muerte de civiles, los paramilitares por ponerlos en riesgo y el Estado por no escuchar sus llamados.  La ONU pidió el reinicio de los diálogos y la adopción de un acuerdo humanitario.  El informe señala  que "provocar la muerte de quienes no participan en las hostilidades, atacar la población y obligarla a desplazarla son crímenes de guerra".

El 30 de mayo, la Fiscalía expidió orden de captura contra Joberman Sánchez Arroyave, alias "El Manteco", considerado como el jefe del frente numero 58 de las FARC y acusado de ser el responsable de la muerte de 119 civiles en la Bojayá.

Posteriormente, el gobierno creó el Programa de Reconstrucción Social y Física de Bojayá.  para reconstruir Bojayá social, económica y físicamente y tener una experiencia piloto de reasentamiento de familias desplazadas por la violencia. [12]  

Medellín

El martes 21 de mayo, a las tres de la mañana los habitantes de los barrios las Independencias, el Salado, Nuevos Conquistadores y 20 de julio, en el occidente de Medellín  fueron sorprendidos por la operación ‘Mariscal', realizada conjuntamente por la Policía, Fiscalía, DAS, Cuarta Brigada del Ejército y la Fuerza Aérea.  La operación se efectuaba teóricamente contra milicias del sector (Cap-que opera solo en el occidente de Medellín desde hace seis años-, Farc y Eln), pero la comunidad señaló que muchos de los muertos y heridos eran civiles.    

Los relatos de la comunidad [13] dicen que a las 3 de la mañana se iniciaron las ráfagas indiscriminadas desde un helicóptero Black Hawk y más tarde entraron tanquetas blindadas. Los habitantes señalaron que "Las características de los ranchos que habitamos, no nos da garantía alguna de protección". 

21 de mayo a las 11 de la mañana, espontáneamente, de la ventana de una de las casas salió  la mano de una niña ondeando una toalla blanca y después las terrazas, las ventanas y las puertas estaban llenas de niños y jóvenes con trapos blancos; niños, niñas y  jóvenes salieron a las calles con  trapos blancos y sólo así fue posible que la fuerza pública terminara el operativo, aunque el Concejo de Gobierno, al medio día, había decidido continuarlo durante todo el día.

Los combates dejaron 9 muertos y 37 heridos.  Entre ellos se encontraban al menos 2 niñas y 2 jóvenes muertos y una niña herida.

Yiseth Tascón Olarte, de 11 años, recibió un disparo de fusil que le destrozó el abdomen; la misma bala hirió a su prima, Lady Dulay Zapata, de 11 años, en el hombro.  John Wilmar Ayala Múnera, de 16 años, estaba ayudando a un amigo herido cuando recibió un disparo que lo mató. Jorge, de 17 años, fue asesinado; según su hermana  "Cuando nos avisaron que a Jorge le estaban disparando en una casa y subimos, ya estaba muerto, pero los boinas rojas no dejaban de dispararle. Le botaron toda la parte del estómago". [14]

Los quioscos de gaseosas (pequeñas tiendas de comestibles) del Liceo Barrio La Independencia quedaron marcados de balas, pues sirvieron de escudo a la Fuerza Pública para disparar hacia las casas del otro lado durante 8 horas [15]

El 23 de mayo, el defensor del Pueblo anunció que abriría una investigación por los operativos de la Fuerza Pública, para establecer si las tropas oficiales se excedieron en el uso de la fuerza, dado que los operativos que "se adelanten en este tipo de zonas densamente pobladas tienen que cumplirse sin poner en peligro a la población civil".

El director de la policía defendió los operativos y dijo que sus hombres fueron recibidos por fuego de potentes armas que demuestran que pertenecen a las milicias urbanas de las Farc y el Eln y señaló que  "La mayoría de los componentes del barrio de una u otra forma están comprometidos con las milicias de las Farc y el Eln, eso lo demuestra el armamento encontrado" [16] .

Los combates entre milicias de las guerrillas  y paramilitares (el frente José Luis Zuluaga de las Autodefensas Campesinas del Magdalena Medio llegó a la zona en marzo del 2001 y se alió con varias bandas para combatir a los milicianos)  han continuado.  El 27 de mayo una bala perdida mató a una niña de 9 años, que había llegado a Medellín con su madre huyendo de la violencia del Chocó.

Elecciones Presidenciales

A nivel político el mes de mayo inició con la expectativa en torno al nuevo presidente de Colombia; al respecto el 16 de mayo Amnistía Internacional denunció que existía "un grave riesgo de guerra civil" y señaló que la propuesta de Alvaro Uribe de convertir a un millón de colombianos en colaboradores de las fuerzas armadas implica involucrar directamente a la población civil en el conflicto armado.  

El 20 de mayo, las Farc anunciaron que reiteraban al nuevo presidente, sea quien fuere, su convicción en la necesidad de dar solución política al conflicto,  para lo cual pidieron como condiciones la "desmilitarización de los departamentos del Putumayo y Caquetá",  "excluir del lenguaje de los funcionarios oficiales los calificativos de terroristas y narcoterroristas" y "una política clara del Gobierno para erradicar el paramilitarismo".

En los días previos a las elecciones, las Farc incrementaron sus acciones.  En Arauca dinamitó un puente y dejó al departamento sin electricidad por la voladura de una torre, además secuestró a la secretaria de Educación, el Registrador municipal y cuatro concejales de Saravena.  Los departamentos de Magdalena, Cesar y Guajira quedaron sin energía por la voladura de 11 torres; en Cesar y Antioquia, dinamitaron puentes, y en Manaure (Cesar), las FARC atacaron la alcaldía y la Registraduría. [17] .

Durante la jornada electoral, el 26 de mayo, se produjeron alteraciones del orden público en 14 departamentos, que incluyeron la muerte de dos civiles,  dos puentes y tres torres de energía dinamitadas y 13 combates.  Esta situación afectó 146 mesas de votación e impidió que 46.900 personas votaran. 

El 26 de mayo, el candidato independiente de derecha Alvaro Uribe Velez, fue elegido como el nuevo presidente de Colombia.  Iniciará su periodo presidencial el 7 de agosto de 2002, pero desde ahora existe preocupación por las consecuencias para la niñez y los derechos humanos de sus políticas de seguridad.  Sus propuestas incluyen asuntos como Más severidad con el menor delincuente de alta peligrosidad”, 1.000.000 de ciudadanos “apoyando” a la Fuerza Pública y "evaluar si 18 años debe seguir siendo la edad mínima de responsabilidad penal o la conveniencia de rebajarla".18] .

En algunos de los departamentos de mayor presencia de las guerrillas (Huila y Caquetá), la votación por el candidato de derecha Alvaro Uribe dobló la votación por el segundo candidato, Horacio Serpa. [19]

 

Amenazas a funcionarios municipales

El 20 de mayo, las FARC habían pedido la desmilitarización de Caquetá y Putumayo para reabrir el proceso de paz; esta propuesta fue rechazada por el presidente Pastrana.

Antes del 26 de mayo (día de las elecciones presidenciales) fueron amenazados algunos alcaldes en Santander, Norte de Santander, Cesar, Bolívar, Caldas, Chocó, Nariño y Cauca.   En el sur del país la presión más fuerte llegó de las Farc, pero en departamentos como Santander y Norte de Santander las amenazas llegaron también de los paramilitares.

Posteriormente las FARC amenazaron a todos los alcaldes, concejales, jueces y fiscales de Caquetá, Huila y Putumayo.  El 6 de junio, luego del asesinato del alcalde de Solita, salieron 10 de los 16 alcaldes municipales del Caquetá; en dos municipios de este departamento (Puerto Rico y San Vicente del Caguán), salieron además  los jueces, alcaldes y concejales. 

Ese mismo día, el Consejo Superior de la Judicatura anunció que determinó el cierre extraordinario y transitorio de 14 juzgados que funcionan en Huila, Cauca y Caquetá, por la imposibilidad de la fuerza pública de vigilar los despachos y  la fuerte perturbación del orden público. El 14 de junio, esa entidad anunció el cierre extraordinario y temporal de 30 juzgados en los departamentos de Caquetá, Huila, Cauca, Nariño y Putumayo.

Para el 12 de junio, habían renunciado los alcaldes de 9 de los 37 municipios del Huila (Hobo, Gigante, Campoalegre, Algeciras, Acevedo, Rivera, San José de Isnos, Altamira y Suaza).

El 13 de junio, las FARC extendieron las amenazas al departamento de Arauca:  los 7 alcaldes del departamento, los 77 concejales, los 11 diputados, los 2 parlamentarios y el Gobernador son los amenazados.  Ese mismo día, el Gobernador de Santander anunció que autorizó a 35 de los 87 alcaldes del departamento a trabajar desde Bucaramanga (la capital del departamento) debido a las amenazas por parte de la guerrilla (en 16 municipios) y los paramilitares (en 19).

Los alcaldes de los municipios de Bolívar, Almaguer, San Sebastián, La Vega, Santa Rosa y Piamonte presentaron su renuncia al Gobernador del Cauca, pero él respondió que no las aceptaba, pues "los pueblos no pueden quedar sin autoridades por amenazas de la guerrilla". [20]

El 19 de junio se conoció que las FARC amenazaron también a los alcaldes y concejales de 7 de los 14 municipios del departamento del Risaralda (Belén de Umbría, Apía, Pueblo Rico, Dosquebradas, Guática, Mistrató y La Virginia) y 6 alcaldes en Antioquia (l Abriaquí, Anzá, Betulia, Caicedo, Peque y Urrao) [21]

Ese mismo día, se informó que el gobernador del Cesar no aceptó la renuncia de seis alcaldes amenazados por las FARC (Manaure, La Paz, San Diego, Codazzi y Becerril) y que 4 alcaldes del departamento del Sucre (Chalán, Colosó, Ovejas, y Guaranda) están despachando desde la capital, Sincelejo.

Los analistas conjeturan que las Farc buscan el despeje 'de facto' de grandes territorios.  El director de la Federación Colombiana de Municipios señaló que   "Puede haber la intención de demostrarle al nuevo gobierno que lejos de considerarse terroristas, las Farc tienen el ejercicio del poder... la soberanía sobre esas regiones" [22] .

El gobernador Tunubalá, por su parte, advirtió que la guerrilla pretende crear una nueva área de distensión en el Cauca, gracias a la topografía del lugar y al corredor vial que los comunica con las regiones vecinas de Huila, Caquetá, Nariño y Putumayo [23] .

Alfonso Cano, del Secretariado de las FARC, ha anunciado que habrá negociación política con el nuevo gobierno si "acepta que aquí vamos a tener que compartir poder" [24] .

Suspensión de los diálogos con el ELN

El 31 de mayo, el presidente notificó que el diálogo con el ELN quedó suspendido, debido a que  el ELN se negó a firmar un primer documento para disminuir la intensidad del conflicto, que contemplaba la suspensión de secuestros y ataques a la infraestructura a cambio de inversión social en zonas de influencia del grupo guerrillero.  Sin embargo, 'Ramiro Vargas', miembro del Comando Central del ELN informó que la suspensión de los diálogos los tomó por sorpresa, aseguró que el alto comisionado para la paz mintió cuando dijo que el Eln se opuso a la verificación internacional y señaló que el gobierno busca crear "a marchas forzadas, condiciones para justificar las presiones que viene haciendo a nivel internacional para que la Unión Europea incluya a la insurgencia colombiana en la lista de terroristas". [25]

En respuesta, el alto comisionado para la paz señaló que el Eln no firmó el acuerdo para disminuir el conflicto por presión de las FARC y agregó que el Eln terminará siendo absorbido por las FARC, señalando : "No lo digo yo, lo dice el Eln en un comunicado leído por 'Antonio García' (el Jefe militar del ELN)". [26]

Iniciativas internacionales contra el “terrorismo”

El 21 de mayo el Departamento de Estado de los E.E.U.U. presentó su informe anual sobre Patrones Globales de Terrorismo, según el cual más de la mitad de todos los “ataques terroristas internacionales” del año pasado se registraron en Colombia por parte de FARC y ELN.

Por otra parte, la Asamblea General de la OEA aprobó el 2 de junio  una nueva Convención Interamericana contra el Terrorismo, que fue firmada por 30 de los 34 estados miembros.  La nueva Convención Interamericana es el primer instrumento internacional contra el terrorismo redactado después de los ataques del 11 de septiembre y compromete a los estados, entre otras, a negar asilo o estatuto de refugiado a cualquier persona contra quien haya razones fundadas para considerar que haya participado en un acto de terrorismo.

La Unión Europea no se quedó atrás:  después de un intenso lobby por parte del gobierno colombiano, el Comité de Representantes Permanentes de los 15 países miembros de la UE en Bruselas (Coreper) incluyó, el 12 de junio, a las Farc en la lista de grupos terroristas y  los cancilleres avalaron tal decisión el 17 del mismo mes.  Se supo que existe consenso en la Unión Europea para incluir al Eln en la lista y que no ha sido incluido por una cuestión de procedimiento, pues la ruptura del diálogo con el Eln se produjo cuando ya estaba en marcha el proceso de revisión de la lista. 

Relaciones con EEUU

A mediados de mayo, el gobierno de Washington se vio obligado a desclasificar los más de 500 documentos confidenciales sobre las relaciones de Colombia y Estados Unidos de los últimos 17 años, en los cuales consta que el actual presidente del Congreso de E.U., Dennis Hastert, dijo en 1997 a las Fuerzas Armadas colombianas que hicieran caso omiso a la Casa Blanca en materia de Derechos Humanos.

A mediados de junio, el presidente electo Uribe viajó a Estados Unidos buscando recursos para financiar su programa de defensa.   La administración Bush quiere rápidamente refrendar los compromisos bilaterales pues  las ideas del nuevo presidente colombiano encajan a la perfección con una era en la que la prioridad es la lucha contra el terrorismo.  Sin embargo, en algunos sectores del Congreso existe  preocupación por su “supuesta cercanía" con el paramilitarismo.

En torno a la ayuda militar, Estados Unidos está a punto de levantar las restricciones para que la ayuda entregada a Colombia se pueda usar en el combate contra guerrillas y paramilitares.  En mayo, cuando la Cámara de Representantes finalmente aprobó el levantamiento de dichas restricciones, casi 200 congresistas se opusieron. [27]

Propuestas de mediación y paz

Tras conocer su victoria en las elecciones presidenciales, Uribe explicó que una de sus prioridades será la implicación de la mediación internacional en el conflicto.  Según Uribe, la ONU tendrá la "misión de establecer comunicación" con las guerrillas.

El subsecretario de Estado para el Hemisferio Occidental de EEUU señaló que "Creemos que todos los grupos terroristas deben participar en un diálogo" [28] , aceptando por primera vez la posibilidad de que los paramilitares participen en los diálogos. 

A comienzos de junio, los paramilitares condicionaron un eventual proceso de paz a liberación de mil 'paras' actualmente detenidos; esta propuesta fue rechazada por el gobierno. [29]  

Amnistía Internacional, por su parte, propuso que el proceso comience por un acuerdo humanitario y, aunque consideró "positivas" las declaraciones de Uribe sobre su compromiso con las obligaciones internacionales de Colombia en DD.HH.  Sin embargo, manifestó su preocupación por la red de informantes que propone el presidente electo para apoyar a la fuerza pública, al afirmar que "Esto acabaría por aumentar el involucramiento de la población civil en el conflicto, quitándole la protección que le corresponde bajo el DIH".   [30]

El 17 de junio el presidente electo Uribe se reunió  con el Secretario General de la ONU.  Los temas a tratar eran "la mediación internacional" y el despliegue de misiones humanitarias de la ONU, apoyadas por soldados colombianos, para que ayuden a defender a la población civil afectada por el conflicto.

Los analistas han tejido diversas teorías sobre el papel de la ONU en torno a las propuestas.  Algunos hablan de un proceso en tres etapas en las cuales la ONU realizará una  labor de facilitación que intente el acercamiento entre las posiciones de las partes, para continuar con una mediación a través de un enviado especial y finalizar con algo similar al papel de las Naciones Unidas  en El Salvador.  Otros han sido más suspicaces:  "No hay que descartar que la estrategia de Uribe puede ser: yo lo dije... yo lo advertí... me tocó darles plomo", advirtió Luis Eduardo Garzón, ex candidato presidencial.

En todo caso, aunque las Farc no han rechazado de plano la mediación, sí han mostrado sus prevenciones:  "Hace pocos días (Uribe) convocó a Naciones Unidas a mediar en la paz de Colombia, aunque condicionando su labor a exigencias unilaterales", escribió la agencia Anncol, que reproduce información de las Farc. Y, luego de conocer la decisión de la Unión Europea de incluirlas en su lista de terroristas, las Farc preguntaron con sorna si eso no afectaría la mediación que propone el nuevo gobierno.

Las partes tienen exigencias bastante difíciles de cumplir por el otro, pues Uribe plantea como condiciones que se abandone el terrorismo y se facilite un cese de hostilidades y las Farc hablan del despeje de los departamentos de Putumayo y Caquetá y de canje de políticos secuestrados por guerrilleros presos.

No se pudo conocer información sobre la reunión entre Kofi Annan y Uribe.  El presidente electo simplemente dijo que "En la reunión se examinaron varios temas y se continuará en la exploración de los caminos planteados. Es esencial que estas conversaciones y las gestiones que lleguen a adelantarse se surtan en un ambiente de confidencialidad" [31]

La agencia Anncol, de las Farc, criticó la propuesta de mediación que le hizo el presidente electo a la ONU y dijo que "o da muestra de la ligereza de la petición o, por el contrario, la malintencionada actitud para deslegitimar un eventual inicio a un proceso de paz durante su gobierno y por el contrario profundizar aún más el estado de confrontación militar".

"Solicitar al Sr. Secretario General de Naciones Unidas una mediación en el conflicto Colombiano, con previo cese al fuego y cese de hostilidades, equivaldría condicionar una mediación que difícilmente va a ser aceptada por el Jefe de dicho organismo internacional, porque le convierte no en un mediador sino en un mensajero del casi disuelto Estado colombiano", agregó Anncol [32] .


ANEXO
NIÑOS Y NIÑAS EN EL MARCO DEL CONFLICTO ARMADO
22 DE ABRIL A 21 DE JUNIO

ATAQUES A  NIÑOS Y NIÑAS

HECHO

FECHA

REGION

VICTIMAS

AUTOR

SEXO

EDAD

Niños obligados a llevar  un caballo cargado de explosivos .  El caballo explota, mata a niño de 14 años  y hiere a su hermano. [33]

20-04-02

Municipio de Acevedo, Huila

M

14 y 15 años

Frente 61 FARC

Seis salones de la escuela Jose Ma. Obando fueron destruidos por cilindros mientras las FARC atacaban la estación de policía. 

27-04-02

Municipio de Corinto, Cauca

   

VI Frente FARC

A las 11 a.m. explotó un petardo, resultaron heridas tres personas, entre ellas un menor de edad.

28-04-02

Pereira, Risaralda

N/A

N/A

N/A

Un niño que había sido secuestrado se fugó el pasado domingo de sus captores

01-05-02

Valle de Aburrá, Antioquia

M

11 años

ELN

Al menos 45 niños murieron cuando un cilindro de gas explotó en la capilla en la que se encontraban refugiados con 250 adultos.

02-05-02

Bojayá, Chocó

N/A

N/A

AUC, FARC, Ejército y Policía Nacional, Estado Colombiano.

La guerrilla asesinó a un niño y luego preparó su cadáver con explosivos para atacar a la Brigada Móvil No. 4.

04-05-02

Vistahermosa, Meta 

M

14 años

FARC

Al atacar a dos policías, la guerrilla  mató a una niña que caminaba por la calle de la mano de su mamá cuando se produjo el ataque.

14-05-02

Icononzo, Tolima

F

3 años

Milicianos del Frente 25 de las FARC

Al menos tres mil personas han salido del Atrato Medio a buscar refugio en Quibdó, 600 son niños y niñas menores de 7 años y 400 son mujeres cabezas de hogar.  Bojayá está desocupado y Vigía del Fuerte podría quedar desierto esta semana. 

15-05-02

Atrato Medio, Chocó

N/A

Menores de 6 años

AUC, FARC, Ejército y Policía Nacional, Estado Colombiano.

Combates en Medellín dejan 9 muertos y 37 heridos, entre  ellos dos niñas y dos jóvenes. 

21-05-02

Medellín, Antioquia

F

M

6 y 11

16 y 17

Fuerza Pública

Sepultan a niña de 9 años.  Hoy será velada la niña muerta por una bala perdida en la tarde del lunes en el barrio 20 de Julio.

La pequeña había llegado a Medellín con su madre huyendo de la violencia del Chocó.

29-05-02

Medellín, Antioquia

F

9

Enfrentamiento entre paramilitares y milicianos

A las 9:30 p.m. explotó una bicicleta cargada con un petardo Dos menores de edad resultaron heridos. 

A las 11:30, un carro bomba fue activado a espaldas de la sede de la gobernación hiriendo a una menor de edad.

30-05-02

Arauca

M y F

 __

Milicias de las FARC.

La explosión en una tienda situada en un edificio donde vivían cuatro agentes de policía dejó 10 muertos, entre ellos 7 niños.

03-06-02

Chirigodó, Antioquia

___

Menores de 10 años

FARC

Debido a los bombardeos de Fuerza Aérea Colombiana mientras desarrollaba una operación contrainsurgente, murieron  dos niños y una niña resultó herida.

15-06-02

Sierra Nevada, Magdalena

M

F

12 y 14

10

Fuerza Aérea Colombiana. Antes de que el Ejército se pronunciara, el boletín de prensa de la Policía relataba que "dos personas un campesino y una niña fueron internados en el Hospital Central de Santa Marta a consecuencia de las heridas de un cilindro bomba arrojado a su casa en combates entre la guerrilla y las autodefensas".

PARTICIPACIÓN DE NIÑOS Y NIÑAS

EVENTO

FECHA

REGION

PARTICIPANTES

OBSERVACIONES

Jornada de resistencia civil convocada por Alcalde Mockus con estudiantes.

21-04-02

Bogotá

Estudiantes de más de 400 colegios.

Los estudiantes identificaron sus colegios como zonas neutrales, como símbolo todos los colegios distritales tienen ahora en su fachada una bandera blanca con tres puntos rojos, que según el Pacto de Roerich identifica a las instalaciones educativas como zonas neutrales que deben ser respetadas en los conflictos armados.  El alcalde Mockus manifestó que “...los niños son demasiado valiosos como para que nosotros admitamos que la guerra se meta con ellos”. 

Marcha de protesta por la Operación Mariscal.

23-05-02

Medellín

Niños del barrio 20 de Julio.  

Niños y niñas  protestaron por la manera como se desarrollo el martes pasado la operación
"mariscal" y por la muerte de civiles en medio de combates entre paramilitares y la Fuerza Pública



[1] Diario El Tiempo

[2] 13 de mayo de 2002

[3] ver cuadro anexo

[4] 29 de abril

[5] 5 de mayo

[6] 31 de mayo

[7] 17 de junio

[8] Informe de la Oficina en Colombia del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos sobre su Misión de Observación en el Medio Atrato, Bogotá, 20 de Mayo de 2002

[9] 4 de mayo

[10] A pesar de que la Defensoría del Pueblo había alertado 6 veces sobre los riesgos que existían en Bojayá, en mensajes dirigidos a Ministerio del Interior, el Comando General de las Fuerzas Militares, la Dirección General de la Policía Nacional, el Programa Presidencial de Derechos Humanos, la Gobernación del Chocó, la Cuarta Brigada del Ejército, el Departamento de Policía del Chocó, la Primera División del Ejército, el Batallón Manosalva del Ejército, la Red de Solidaridad y el Departamento de Policía de Antioquia.  Las alertas se enviaron en julio y septiembre de 2001, el 11 de enero,  el 2 de febrero, el 27 de febrero de 2002 y siete días antes de la tragedia.

[11] 13 de mayo

[12] 2 de junio

[13] “LOS HABITANTES DE LA COMUNA TRECE DE MEDELLÍN,  OTRA VEZ ENTRE EL PÁNICO Y EL HORROR”, Asociación Cristiana de Jóvenes Medellín, 22 de mayo de 2002.

[14] El Tiempo, 23 de mayo.  "Es increíble que mataran a los niños" y "Muerto, le seguían disparando".

[15] 23 de mayo

[16] 24 de mayo

[17] mayo 26 de 2002

[18] Manifiesto Democrático y Programa de Gobierno, Alvaro Uribe Velez.

[19] 8 de junio de 2002

[20] 13 de junio

[21] Posteriormente se han presentado amenazas contra el alcalde de Bogotá, Antanas Mockus, , los miembros del Consejo de Bogotá, el alcalde de Cali, los 21 concejales y  los 13 miembros que quedan en la Asamblea Departamental del Valle (pues las FARC secuestraron el pasado 11 de abril a 12 diputados), los funcionarios de los gobiernos municipales, concejales, inspectores, jueces y fiscales de los departamentos de Cundinamarca, Boyacá, Meta, Casanare, Guaviare, Vichada, Arauca, Guainía y Amazonas.  También se ha conocido de la renuncia de 23 alcaldes del oriente de Antioquia, la salida de dos alcaldes del departamento de Caldas y la renuncia de los 45 funcionarios de la alcaldía de Mistrató, en el departamento del Risaralda.

[22] 8 de junio

[23] 13 de junio

[24] Entrevista con El Tiempo, 8 de junio.

[25] 5 de junio

[26] 10 de junio

[27] 17 de junio

[28] 29 de junio

[29] 5 de junio

[30] 30 de mayo

[31] 19 de junio

[32] 19 de junio

[33] En declaración conjunta UNICEF, el Convenio del Buen Trato y la Fundación Restrepo Barco pidieron a todos los sectores armados "que desvinculen a niños y niñas del conflicto irracional e inhumano..."  y afirmaron que cualquier conflicto armado tiene límites y uno de ellos es involucrar la niñez.  La Fundación dos Mundos afirmó "Paradójicamente este mes es el de los niños y los estamos matando.  Estas muertes deben sacudir a una sociedad que está viendo como asesinan su futuro".   El Ejército y la Policía de Huila catalogaron este atentado como "demencial"; ninguna otra autoridad civil se ha manifestado sobre este hecho. (martes 23 de abril de 2002).

 

Coalición contra la vinculación de niños, niñas y jóvenes al conflicto armado en Colombia ©
coalico@etb.net.co / Tel: (571) 2873905 / Carrera 20 No. 39 - 28 of: 101 Bogotá, D.C.

Power by www.convercom.org.co